Primum vivere, deinde philosophare.

Esta semana he estado rodando un documercial (100€ para el que encuentre un nombre mejor) sobre una empresa que produce una cosa, en una ciudad de un país.

Como ya he hecho varios y llevo en realidad ya mucho tiempo trabajando por encargo para clientes, empiezo a depurar mis métodos. A simplificar protocolos y a ir más al grano. Ya no me agobio por las dimensiones ni por la presión de la entrega. Me estoy convirtiendo en un buen profesional del documercial (100€ para el que encuentre un nombre mejor).

Por eso no me está faltando trabajo. Para cuando he terminado uno, estoy a punto de empezar el siguiente. Tal y como sospechaba, es un producto con muchísimo mercado potencial y que no necesita de grandes infraestructuras para ser producido. Sólo se necesita un equipo de cámara y ordenador decente, conocimientos y sensibilidad. Creo que dentro de muy poco seré capaz de contratar a realizadores, a transcriptores y puede que hasta montadores. Como veis, soy muy optimista. No puedo evitarlo, los hechos me llevan a serlo.

Pero, un momento, ¡si yo lo que quería era ser artista! ¿Qué ha pasado? ¿Por qué estoy súbitamente hablando de clientes, de mercados y de todas esas cosas?

Ah, claro, porque son tiempos difíciles y ya no podemos dar por hecho que el mes que viene podremos pagar las facturas. Es por eso.

Cuando a veces tengo tentaciones de dejar la parte comercial y dedicarme sólo a la parte espiritual de la fotografía, me leo un ratito el periódico, miro por dónde anda la cifra de parados y recuerdo por qué sigo dándole a la manivela.

En eso estaba mientras pensaba que esta crisis puede que nos empuje a innovar, a exportar y a ser más eficientes, pero nos va a hacer más difícil la experimentación artística porque el arte es, en esencia, riesgo y hoy por hoy no estamos muy por arriesgar, sobre todos los que somos padres.

Un poco como en la España de los 50. Los grandes fotógrafos españoles de la época de la autarquía, se consideraban a sí mismos más currantes que artistas. Lo de ser artistas se lo encontraron cuando ya estaban más que jubilados. En aquella época se trataba de vivir, más que de filosofar. Sospecho que nos va a pasar más o menos lo mismo, con la excepción de los muy jóvenes, que no tienen presiones económicas inmediatas (o para ser más precisos, no la sienten tan inmediatas) y de los rematadamente románticos y soñadores.

Nos insisten tanto en que debemos ser más eficientes y competir más, que al final no vamos a dar puntada sin hilo. Y a fuerza de ser tangibles, puede que perdamos la capacidad creativa abstracta. O quizás puede que me pase sólo a mí. Puede ser.

Primum vivere, deinde philosophare, decía siempre mi padre. Primero vivir, y luego filosofar.

Alguien más está volviéndose más terrestre con los años, o soy solo yo?

11 comentarios to “Primum vivere, deinde philosophare.”

  1. Pablo Useros Says:

    “corporativos” (ahora te paso mi número de cuenta)

  2. Primum vivere, deinde philosophare Says:

    […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Primum vivere, deinde philosophare spottorno.wordpress.com/2012/10/15/primum-vivere-deinde-p…  por JosepCabayol hace […]

  3. spottorno Says:

    Corporativos no es mejor. Es distinto, pero es igual de malo.

  4. Toni amengual Says:

    No se puede todo???

  5. spottorno Says:

    Bingo!. En eso estamos, Toni.

  6. El del pueblo Says:

    A ver, ve sacando la chequera, es largo pero define la cosa: ” eso es un publireportaje de toda la vida pero bien hecho”…ja,ja,ja…eso es lo que dijo el gilipollas de mi hermano cuando vio el que hiciste de Pla.
    Y sí, ahora el arte, como tradicionalmente, será cosa de los rebeldes de familia de posibles.

  7. olmogonzalez Says:

    “inMotionAd” (suena a emocional y todo) Nada como inventarse palabros a partir de otros idiomas mucho más básicos que el castellano. Y queda súper hipster, lo que es mejor todavía!

  8. spottorno Says:

    inMotionAd?? Lo siento, es fallido lo mires por donde lo mires.

  9. juan valbuena Says:

    A mi DOCUMERCIAL me parece perfecto, lo que hay que hacer es usarlo mas a menudo y ya veras como nos acostumbramos… completamente de acuerdo con el post, el equilibrio euros vs. visibilidad es la clave… y no es una cosa trimestral, me parece que exige estrategia, al menos, anual…

  10. spottorno Says:

    Juan, explica mejor eso de anual vs trimestral, por favor, que no me entero…

  11. juan valbuena Says:

    Lo que quiero decir es que puedes pasarte unos trimestres viviendo, pero que al menos una vez al año hay que salir a filosofar… porque si no lo haces, se olvidan de ti… otra opcion seria intentar filosofar todo el tiempo, pero sale caro y a la larga, te haces pesao…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: