El poder de un trailer. Otro descubrimiento.

Mi alma está dividida. Mi viejo amor son y serán los libros; como diría el Cigala, los libros son “…el amor sincero, compañeros de mi vida, esposa y madre a la vez”, mientras que los audiovisuales son mis amantes, “…el amor prohibido, complemento de mi alma, al que no renunciaré” .

Existe una manera de aunar las dos cosas? ¿cómo es posible hacer lo que realmente te gusta, y seguir jugando a lo que te divierte?

Últimamente he estado en LENS dando un taller de lenguaje y producción audiovisual y he estado trabajando con los alumnos el concepto de trailer, pero aplicado a los libros y proyectos fotográficos. Del mismo modo que una película necesita un trailer, ¿por qué no podemos hacer lo mismo con los libros o las exposiciones? De alguna manera, deberíamos utilizar el lenguaje audiovisual, tan amigo de las redes sociales, para promocionar nuestras creaciones artísticas, ¿no?

Es un asunto en el que vengo pensando desde que descubrí el trailer del libro Black Passport de Stanley Greene, que de hecho es por lo menos tan bueno como el libro.

Si lo comparamos con el de Hell and Back Again de Danfung Dennis, es mucho más primitivo, pero seguramente más efectivo.

Para pedirle a los alumnos que hicieran una presentación de sus proyectos fotográficos en 30 segundos, hice yo primero el ejercicio, para ver si era posible y si era efectivo.

Y lo que he descubierto es que no sólo es posible y efectivo, sino que además es muy positivo para el proyecto en sí. Hacer un trailer de tu propio trabajo te obliga a resumirlo, y por lo tanto a sintetizar en muy poco tiempo la idea central del trabajo. Es la prueba definitiva para descubrir si tienes una idea, o sólo tienes un montón de fotos.
Además, si el trailer mola, se moverá por internet, y con un poco de suerte, funcionará como los anuncios de toda la vida: la gente conocerá tu producto y quizás hasta lo compre.

Ya véis, en mi afán de encontrar el lado positivo de la vida y salidas al nuevo sambenito de rescatados europeos, he encontrado esta otra manera de hacer que nuestra cusiosidad y ganas de jugar tenga un papel activo y positivo en nuestra actividad profesional.

Y sigo en ello. Y seguiré compartiendo.


		

3 comentarios to “El poder de un trailer. Otro descubrimiento.”

  1. Palíndromo Mészáros Says:

    Tu trailer esta guay. Tan tan guay que le pasa lo mismo que suele pasar con los trailers de las películas. Qué el tono es muy distinto al del libro (fantástico objeto este último por cierto). Aunque me imagino que es algo deliverado.

    (A modo de offtopic, conocí en Santa Fe el otro día a una fotografa majisima que estuvo trabajando también con los Uigur. Carolyn Drake. No sé si te sonará)

  2. spottorno Says:

    Así es Palíndromo. El tono del trailer es distinto al del libro, del mismo modo que su fin es otro. El trailer es más agresivo y pretende superar la durísima barrera del “no sé ni que existes” a “a ver qué me cuentas”.

    Conocí a Carolyne Drake en Urümqi en diciembre de 2008. Me había escrito unos meses antes preguntándome por un fixer y le pasé el contacto del mío. Está haciendo un magnífico trabajo y muy distinto del mío.

    Saludos y enhorabuena por Descubrimientos.

  3. leumos Says:

    Solo sé que después de ver el trailer me han entrado ganas de adquirir ese libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: