Cambiar de perspectiva y descansar un rato.

Un vertido de crudo en el Delta del Níger, miles de norcoreanos llorando la muerte del viejo líder, un padre sostiene el cuerpo de su hijo muerto, un rebelde se retuerce de dolor con tres tiros en el abdómen, un soldado ni se mueve, con las dos piernas amputadas, cientos de necesitados hacen cola frente a un centro de asistencia, una chalupa lleva a diez vivos y a otros tantos muertos de una orilla a otra, una familia lucha contra la policía mientras son desahuciados, una tribu malvive a pocos metros de un vertedero, ancianos medio muertos, abandonados en las calles de Bombay, las tiendas de campaña de los supervivientes del terremoto de Haití, prostitutas de Bangkok… ¿sigo?

En otro canal, una serie de retratos de amigos con cara de sueño, 30 fotos de ceniceros a los pies de colchones sucios, parkings desolados en invierno, parkings desolados en verano, parkings desolados bajo la nieve, parkings desolados a puntapala, salas de espera en países del Este, fotos viejas en paredes con papel pintado, una serie de casas abandonadas, otra serie de gente durmiendo en la butaca, otra serie de autorretratos a intervalos de un mes, cien fotos de los objetos personales de desconocidos, miles de farolas torcidas, fotos de gente que pasa por la calle y de perros solitarios… ¿sigo?

En un tercer canal, un canal que me ha alegrado el domingo, y que me recuerda que no todo está perdido, emite esta pieza sobre George Steinmez, un fotógrafo que lleva décadas sobrevolando el mundo con un ala delta y un ventilador a la espalda.

Y no, no es como Yann Arthus Bertrand. No es el mundo desde un helicóptero. Es otro juego, otra altura. Una perspectiva desde la que el mundo se ve como un tablero de ajedrez, en el que es sencillísimo ver cómo se mueven las piezas. Una distancia suficientemente grande como para ver las cosas con perspectiva, pero no tanto como para deshumanizarlas.

De la mano de MediaStorm, ahí va esta pieza que nos trae mucha belleza, calma y una agradable sensación de que aunque la cosa está entre mala y muy mala, hay oasis de belleza. Me han entrado ganas de hacer la mochila cuanto antes.

2 comentarios to “Cambiar de perspectiva y descansar un rato.”

  1. tigre antropomorfo Says:

    y dos páginas inéditas de el principito han sido rescatadas del olvido, no es maravillosa la vida sr. spottorno¿?

    no siempre que miro a los demás veo a otro, yo ya tengo la mochila preparada.

  2. ¿Quieres ser artista? Estudia economía. « Asuntos Fotográficos Says:

    […] en algo muy difícil y que requiera una dedicación exclusiva de años y años. Por ejemplo, George Steinmetz y su fotografía […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: