El Gran Hermano es un drone protestante.

Hoy he estado a punto de limitarme a traducir un artículo que he leído en The Economist. Pero como es un poco denso, os lo cuento a mi manera y le añado una pequeña reflexión al final. Si preferís, podéis leerlo directamente en la fuente o/y ver el vídeo.

El sueño de todo reportero en zona de conflicto es ser invisible y poder transmitir su material instantáneamente. Con esos antibalas en los que pone “TV” con cinta americana y teleobjetivos Canon blancos, no acaban de conseguirlo. En realidad, el camuflaje perfecto hoy es trabajar con un iPhone. Muchos lo están haciendo ya, y ya hemos hablado de ello desde el punto de vista estético.

El caso es que ya sabemos que la mayor parte de la información que se filtra desde lugares como Siria, donde el control a los periodistas es extremo, procede de gente corriente que graba con su smartphone y lo emite a canales en vivo online, como Ustream, Livestream, Bambuser, o incluso el nuevo canal de CNN, iReport.

Finalmente se ha hecho realidad el sueño de todo reportero intrépido: poder emitir en vivo e internacional, desde el corazón de la noticia. Otra cosa es que ese sueño viene inevitablemente emparejado con la paulatina degradación de la profesión misma, pero esa es otra cuestión.

No sólo cualquier manifestante puede emitir como si fuera la BBC, sino que ya hay quien está pensando un pasito más allá.

La ONG Witness, en colaboración con una organización que se llama The Guardian Project están desarrollando una app llamada Obscura Cam, que facilitan la emisión de material video en vivo, al tiempo que, de manera optativa y muy facilmente, podemos hacer que todas o algunas de las caras que aparecen en el video, queden pixeladas. De esta manera se salvaguarda la integridad de los manifestantes o combatientes. Esta misma gente ha pensado en todo: el software Informa Cam hace que el archivo que se envía online no tenga ningún metadato; ninguna información, de manera que los malos no pueden localizar a quien lo ha hecho. Pero también se genera un archivo con datos como geolocalización, dirección de brújula y hora, para cuando se pueda enviar a un receptor de confianza (un canal de TV extranjero). Este archivo no se puede alterar sin dejar rastro, lo que sirve para asegurar la fiablididad de la información. En última instancia, puede constituir una prueba con valor legar el un juicio.

También sabemos que es frecuente que la policía o militares utilicen los vídeos que hay en Youtube para identificar a los enemigos del régimen, sea este el que sea. Si, también hay un software que coteja las caras de los videos con fotos de perfil de Facebook, con un margen de acierto del 30%. Se llama PittPatt, acaba de ser adquirido por Google y da miedito.

Ciencia ficción? No. Lo normal para un smartphone.

Al mismo tiempo, ya están al alcance de cualquiera los mini drones. Pequeños aparatos voladores muy estables, que se manejan con un iphone, viendo en su pantalla lo que la cámara que cuelga del drone está grabando. En esta manifestación en Varsovia, por ejemplo, lo utilizaron los manifestantes para obtener información desde el aire de de los movimientos de la policía.

Así que las cosas han dado un giro completamente inesperado. El Gran Hermano no es un organismo central que nos vigila desde un despacho tenebroso. El Gran Hermano somos todos. Es inquietante pensar que al final vamos a ser buenos, porque vamos a estar tan vigilados los unos por los otros, que no nos va a quedar más remedio. Un poco como esa costumbre protestante de no poner visillos en las ventanas, que tanto nos asombra a los latinos cuando vamos a Amsterdam. La idea que subyace es que si no tienes nada que ocultar, no tienes por qué tapar la ventana. O dicho de otro modo: si todos te vigilan, ya te ocuparás tú de no tener nada que ocultar.

5 comentarios to “El Gran Hermano es un drone protestante.”

  1. carmelanegrete Says:

    Si sirviese para vigilarnos todos a todos y que todo fuese paz y gozo. Pero la vida en paz es más como “La fiesta” de Lars von Trier…

  2. pau valiente Says:

    Ése drone que se usó en Varsovia no lo manejaban los manifestantes, si observas bien alguno de los vídeos verás que “despega” desde la parte trasera de la policía y lo maneja un civil.

  3. spottorno Says:

    Pau, en el encabezamiento del video dice que lo manejaban los manifestantes. Por otro lado, no veo dónde se ve que despegue de la parte trasera de la policía. Yo veo la policía venir a cámara desde lejos. Por último, los manifestantes son civiles.
    Dicho eso, gracias por analizarlo con ojos de profesional.

  4. Pau Valiente Says:

    Hola!
    Si te fijas en este video verás que el drone despega desde detrás de la contra-manifestación y que al fondo está la manifestación nacionalista con tintes racistas y xenófobos.

  5. spottorno Says:

    Pau, el link que pasas es de otro vídeo. El video que ilustra mi artículo está comentado por su propio autor, y dice que es de los manifestantes. Si miente, no es mi asunto.

    Dicho esto, da exactamente lo mismo si el video sale de aquí o de allá. El corazón de la cuestión es que cualquiera puede usar uno de esos drones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: