Archive for 10 10+02:00 octubre 10+02:00 2010

La hora del recreo.

octubre 10, 2010

Amigos, he empezado a redactar esta entrada por lo menos tres veces en el último semestre: voy a dejar de escribir durante una temporada.

Hace más de dos años que empecé este blog. Desde el principio me propuse escribir un artículo por semana. Cada domingo por la noche me sentaba frente a mi ordenador con una copa de vino a comunicarme con vosotros de esta manera. Al principio eran entradas cortas; escribía de los fotógrafos que me llamaban la atención o que me habían gustado desde siempre. Poco a poco he ido poniendo más opiniones personales acerca de temas, siempre relacionados con la fotografía, aunque cada vez más abstractos. La progresión de visitas ha sido impresionante. En los últimos meses he llegado a convencer a una media de 1600 personas cada semana de que merecía la pena leer lo que escribo. En total, han sido casi 60.000 visitas. Impresionante. Nunca en mi vida lo hubiera imaginado. Yo sólo quería ayudar a algunas personas, que sabía que tenían interés en cierto tipo de fotografía, a comprender mejor esta maravillosa actividad, en este momento revolucionario en que nos encontramos. Ha resultado que muchos estudiantes de fotografía se han aficionado a leerme. Algunos profesores de fotografía han llegado a recomendar a sus alumnos que leyeran mis artículos. Tengo que decir que ha sido una profunda satisfacción comprobar el muy buen nivel de los comentarios que he tenido. El Dios de los blogs me ha librado de los trolls y ciberviolentos en general. Todos los que han pasado por aquí han sido extremadamente civilizados. España quizás no vaya del todo bien, pero no está tan mal como algunos nos cuentan.

En este tiempo que llevo escribiendo, han proliferado mucho los blogs similares a este. Alabado sea el Altísimo. El ciberespacio anglófono ya era un hervidero de blogs sobre fotografía contemporánea y parece que ahora los hispanohablantes nos hemos puesto las pilas. Gente joven, gente que ha comprendido que parte del placer de la fotografía reside también en hablar de ella. Y si de algo me siento especialmente feliz es de comprobar que en todo ese tejido virtual que gravita entorno a la fotografía, no hay espacio para el insulto, las envidias y las mezquindades que sí abundan en otros ámbitos. El nuestro, el de la fotografía, es un mundo vocacional. Un mundo acostumbrado a nadar a contracorriente. Los que nos dedicamos a la fotografía profesionalmente o no, somos observadores naturales. Pasamos mucho tiempo observando cosas y personas con un nivel de intensidad fuera de lo habitual. Quiero creer que eso nos ayuda a desarrollar una capacidad especial para ponernos en el pellejo ajeno y por lo tanto a tratar de comprender, por lo menos en el plano teórico, casi cualquier postura.

Sin embargo ha llegado el momento en que debo tomarme un respiro. Tampoco soy tan listo. No me quedan muchas más cosas que decir, así que hasta que no haya desarrollado nada nuevo, lo voy a dejar. Tengo muchos proyectos nuevos. Proyectos relacionados con la fotografía, por supuesto, que necesitan tiempo. Necesito tiempo para pensar y para actuar. Ha llegado el momento del recreo, necesito centrarme en la planificación de cosas nuevas.

Doy por hecho, que volveré a escribir. Procuraré que mi próximo blog sea más bonito y procuraré que sea también más interactivo. Pero eso será más adelante y sólo si compruebo que hay demanda.

Yo voy a seguir leyendo vuestros blogs y estoy disponible para el que quiera escribirme por el motivo que sea.

Hasta pronto y abrazos.

Carlos Spottorno



A %d blogueros les gusta esto: