RESTREPO. Esto es la guerra.

Cada vez me gusta más la poesía visual. Me estoy volviendo un poco moñas en lo que respecta a mis asuntos personales. Cada vez me decanto por el lado más literario de la fotografía. Los viajes, las emociones frente a los hechos, los puntos de vista personales. Sí, necesito unos cimientos reales sobre los que reposar mi historia, pero aprecio la visión personal del autor en cada historia. Y otra cosa. cada vez me gusta menos la fotografía de guerra. Y no porque no sea fascinante, que lo es. Caramba si lo es. Ver las desgracias ajenas nos hace empatizar con los que sufren en un 40% y regocijarnos en nuestro confort en un 60%. Y no sé si estoy siendo generoso con lo de la empatía. La foto de guerra es adicitva. Nos hace mal, pero no podemos parar de mirarla. Además, cómo no sentir profunda admiración por los que se la juegan haciendo fotos bajo el fuego real. Otras veces, por qué no decirlo, no me siento tan bien cuando veo fotos tramposas o insensibles. En fotografía de guerra hay mucho francotirador obseso con los premios, eso también es verdad.

Algunos ya lo sabrán, pero para los que no, os anuncio que en breve llegará a España la película documental de Tim Hetherington, RESTREPO. Tim Hetherington es de los fotógrafos más dotados  de la generación posterior a James Nachtwey. No sólo por la increíble calidad de sus imágenes, sino por la contemporaneidad de sus proyectos. El proyecto RESTREPO nos muestra la vida de 15 soldados americanos en un puesto avanzado en medio de Afganistán. Tim y su compañero Sebastian Junger estuvieron un año produciéndolo. Conviviendo con los soldados en su día a día más rutinario, compartiendo juegos y desde luego, en combate. Esto es foto y vídeo. Acción, tiros, entrevistas, bombas, todo lo que se supone que es la guerra. No, perdón, es la guerra. Por lo que se ve en la web, la cosa promete.

Decía que no me gusta la guerra como sujeto fotográfico, por lo que tiene, a menudo, de apología de la violencia. Por lo que tiene a veces de producto manipulador y cómplice. Ahora, en el caso de RESTREPO creo que haré una excepción porque aquí hay un trabajo profundo. Un trabajo  que de verdad parece querer enseñarnos algo sin entrar en sentimentalismos patrioteros ni en denuncias de perroflautas. Es verdad que nos lo presentan como un estreno de ficción, como si estuviéramos ante el trailer de Salvar al Soldado Ryan, pero a eso me refería cuando decía que es contemporáneo. Presentar un documental como si fuera un producto de Hollywood quizás ya no es novedad, pero me sigue sorprendiendo su eficacia. Sólo por el tiempo pasado en el terreno, sólo por la escena dentro de un Humvee mientras estalla una mina su paso, creo que voy a coger un cubo de palomitas y me voy a sentar en el sofá a ver cómo matan y mueren los unos y los otros. Si me esfuerzo un poquito, creo que soy capaz de fingir que no sé que esa gente es de verdad.

7 comentarios to “RESTREPO. Esto es la guerra.”

  1. Manuel Valmorisco Says:

    Gracias. Voy a ver Restrepo que seguro que aciertas. (“Un pelotón, un valle, un año”, vaya síntesis )
    Sobre la poesía visual, empecé a pensar en un cuadro de Cuca Canals que tengo en la cabecera de mi cama, en Brossa… pero después me gano Weegee con su “Simply add boling water”, pura fotografía de sucesos y la más afortunada inclusión de texto en imagen de la historía de la foto. El cabronazo, también era poeta.
    Pego el link para quien quiera volver a verla.

    http://emuseum.icp.org/view/objects/asitem/233/10/primaryMakerAlpha-asc/dateBegin-asc?t:state:flow=1f2b90bc-9f2a-4bd5-8b71-4ff7f2c27a99

    Otra cosa, me lo pasé estupendo en la presentación de tu libro. ¡ Qué bien te explicas sin cámara!

  2. Restrepo. Esto es la guerra, por Spottorno « PUNTO DE VISTA Says:

    […] Share […]

  3. Sergio Jaén Lara Says:

    Me atrevo a decir que si tuviera que explicarle a un extraterrestre que es la fotografía, creo que me bastaría con mostrar fotos de Weegee y de Sander.
    El catálogo de Telefónica sobre Weegee es mi libro de cabecera, me alegro de saber que no soy el único que no ve una simple sonrisa en su obra, gracias Manuel.
    Sobre Restrepo, indudablemente tengo ganas de verla pero por otro lado me hace pensar sobre todos esos fotógrafos que acaban en la imagen móvil y no puedo dejar de pensar si reconocen que en cierto momento la imagen fija los limita o si se trata simplemente de una compaginación.

  4. D. Says:

    La calidad es impresionante, en efecto. Muy americano, de hecho solo oigo hablar ingles. Solo cuenta la misma parte que se ensena una y otra vez en los medios.
    No nos cuenta la guerra, nos cuenta la vida de unos gringos de mision en Afganistan. Los ”good guys”.
    Me resulta contradictorio que digas ”No me gusta la guerra como sujeto fotográfico, por lo que tiene, a menudo, de apología de la violencia. Por lo que tiene a veces de producto manipulador y cómplice. Ahora, en el caso de RESTREPO creo que haré una excepción porque aquí hay un trabajo profundo”.
    Creo que hay un trabajo muy bien hecho, tecnicamente impecable y con mucho tiempo dedicado, pero escasasmente poetico, poco critico y muy complice y publicitario. Y respecto a la apologia de la violencia… habra que verla.
    Este video me cuenta algo nuevo, aunque sea mucho menos ”contemporaneo”
    http://www.liveleak.com/view?i=c02_1282062266

  5. spottorno Says:

    D, el link que mandas es muy interesante. A decir verdad, sería perfecto si las dos visiones formaran parte de un sólo proyecto. Entiendo que te pueda resultar contradictorio lo que digo, pero es que creo que en el trabajo de RESTREPO, aunque sólo enseñan a los Good Guys, los enseñan de un modo en que se autocalifican. Por lo poco que se puede ver en el trailer y los videos online, me da la sensación de que vamos a ver a unos tipos que, por un lado son simpáticos y valientes soldados, y al mismo tiempo unas marionetas que matan a seres humanos contando con muy poca formación para establecer su propio juicio moral acerca de si lo que hacen es correcto o no. Siempre parece que los Good Guys reflexionan acerca de lo que han estado haciendo en su campamento de la guerra una vez que vuelven a casa con una pierna menos o con pesadillas recurrentes. También me llama la atención lo desequilibrado de un ejército con unos medios muy sofisticados, en manos de unos soldados que parecen salidos de una serie de televisión de por la tartde. En este sentido, me da la sensación de que lo que se ve en RESTREPO deja planteadas esas cuestiones.
    El documental de los talibanes es espectacular. Si te parece, proponemos a Tim Hetherington que lo incluya en el DVD como “extras”. No estaría mal, ¿no?

  6. R Says:

    Paralelamente al estreno cinematográfico, Restrepo va a lanzarse en una versión fotográfica en forma de libro (Chris Boot Publishers) y de exposición (en la prestigiosa galería Host de Londres) ambas con el título “Infiel”, que hace referencia al tatuaje que muchos de estos soldados se hacen para reforzar su identidad de grupo. Hetherington en el trailer de la película riza el rizo y dice que su trabajo es producto de haber estado “emocionalmente empotrado”(emotionally embedded) con ellos.

    Pero por muy novedosa que sea la estética y la forma en la que nos lo cuenta, esto es lo de siempre: soldados americanos como actores principales en un guión maniqueo de indios y vaqueros. Y lamentablemente se acaba convirtiendo en pura propaganda al potenciar la idea de que la guerra en Afganistán tiene una motivación ideológica y casi emocional. El título “Infiel” evoca por oposición el extremismo religioso del enemigo, mientras que “Restrepo” potencia la dimensión emotiva derivada de la muerte de un miembro del pelotón a manos de estos “radicales”.

    Yo me voy a animar a verla porque hay que reconocer que sí, que desde un punto de vista exclusivamente crítico, técnico y documental la cosa sí que puede tener algún interés. Aunque claro, como puro entretenimiento, sin tener la antena bien puesta y afinada, Restrepo/ Infidel parece que no es más que una versión visualmente más sofisticada y liberal de un viejo mensaje belicista y profundamente islamófobo.

  7. Asuntos Fotográficos Says:

    […] de los últimos posts de la etapa anterior de este blog hablaba de Restrepo, ese documental sobre la guerra de Afganistán que se ha hecho tan famoso. Ya era famoso antes, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: