Lo que me gusta de este oficio.

He negociado con mis secuestradores y les he convencido de que no es necesario añadir mis fotos en este blog. Me han liberado, a condición de que sólo hable de fotógrafos de primerísima línea.

Así que hoy os presento a una que hace muchísimo tiempo que debí haber mencionado. Hay fotógrafos que visitan asilos para enfermos mentales en Liberia, otros que viajan por Corea del Norte haciendo fotos a escondidas. Hay fotógrafos que conviven con las mafias mexicanas o con los mismísimos talibanes. Pero sólo hay una fotógrafa que haya fotografiado de manera tan profunda tal cantidad de temas tabú como Stephanie Sinclair. Lo último, una historia sobre polígamos en Norteamérica. Antes, ablaciones de niñas en Indonesia, bodas de viejos con niñas en Afganistán o vientres de alquiler en India. Ya véis, temitas sencillos, de los de hacer en un fin de semana.

Stepahnie lleva ganados tal cantidad de premios y reconocimientos que uno deja de leer su biografía antes de acabar y aún así se queda conmocionado. A la chita callando, mientras cientos de guerreros-fotógrafos de todo el mundo, borrachos de testosterona han fotografiado masacre tras masacre en las calles de Irak (por donde también ha patrullado nuestra invitada de hoy) soñando con unirse a la legendaria agencia VII, esta chica de poco más de metro sesenta, se ha hecho con un merecidísimo espacio en ese Shangri-La de la fotografía periodística, a base de pura contundencia inapelable. Sus reportajes, además de contar historias que se ocultan en lo más espeso de la realidad humana, tienen una calidad fotográfica apabullante. Composiciones renacentistas, tan rigurosas que la Proporción Áurea a su lado, más que áurea parece bañada en oro. El color, los matices, la riqueza de tonos. Fijaros en que todas sus fotos son perfectas. Nunca una demasiado contrastadas, nunca oscuras, nunca quemadas. Parece como si tuviera de ayudante a Janusz Kaminski. Y no es fácil, eh? que cuando uno está bajo presión, no siempre rinde lo que debiera. Y lo interesante del caso no es el alarde técnico o estético. Lo que ocurre es que esa manera de mirar le otorga a estos reportajes una categoría anti morbosa, basada en el respeto y la empatía con sus sujetos, que se percibe con total claridad.

Stephanie Sinclaire es un rarísimo caso de equilibrio perfecto entre forma y contenido. Los dos de matrícula de honor. Si la tienes al lado, ni la ves. No hay nada en ella que te llame la atención. Una mirada transparente y aspecto de ir a por pan. Una manera de entender la fotografía que a mí me acelera el corazón y me recuerda qué era lo que me gustaba de este oficio.

3 comentarios to “Lo que me gusta de este oficio.”

  1. cristina Says:

    Leyendo tu entrada pensaba que estabas siendo un poco exagerado, pero es tal y como la describes. Me he quedado impresionada con su trabajo y todas sus series me parecen buenísimas. Me sorprende no haber visto o escuchado su nombre o su trabajo con anterioridad. Gracias.

  2. Antonio Muñoz De Mesa Says:

    Gracias por descubrirme esta fotógrafa, maestro. Me alegro un montón de que hayas negociado con tus secuestradores. Un abrazo enorme!!!!!

  3. Sofia de Juan Says:

    jo, vuelvo al país y a tu blog despues de mi delirante vida dispuesta a leeer todas tus entrasdas trasadas hasta ponerme al día y me dejas sin palabras…bueno, me deja stephanie… y me recuerda tantas cosas habldas a cerca de las culidades de un buen fotográfo de reportaje: la paciencia, la discrección, y la importancia de la forma para dar valor al cotnenido… GRANDE. gracias maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: