Archive for 23 23+02:00 noviembre 23+02:00 2009

Al margen, como Jeremiah Johnson.

noviembre 23, 2009

Hace meses encontré por la red a un tipo muy extraño que presentaba una colección extraña de fotos extrañas. Su nombre es Jason Evans.

Como no sabía qué decir de él, se quedó en la lista de favoritos, porque la verdad es que me gustó, y hasta ahora. Hoy me he tomado la molestia de leer mejor su texto de introducción, pero sigue siendo un poco misterioso. Creo que se trata de alguien que se ha dedicado unos años a la fotografía profesionalmente y en un momento dado tuvo una epifanía. Algo así como un deseo irrefrenable de hacer un tipo de fotos con las que nunca se podría ganar la vida. La cosa le salió bien, porque la marca de cosméticos Shiseido le encargó esta serie  que se llama Beauty where you find it, que es una tontada preciosa.

Aquí veréis su trabajo profesional antes de la mutación. Una página web algo estridente, pero atractiva. Y la verdad, muchos poetas quisieran ser la mitad de poéticos de lo que lo es Jason en algunos de sus trabajos por encargo. Es una web amplia, lleva su tiempo, pero merece la pena.

La extraña colección de fotos postepifánicas es The New Scent. Leed la introducción. Mirad las fotos y luego pinchad en Additional, que es, como su propio nombre indica, un añadido. Las fotos que veo en The New Scent son como minipoemas con minúsculos significados, que aún estoy descifrando. La página web que alberga este trabajo es tan sencilla, tan perfecta, que consigue lo que seguramente no conseguiría una publicación en papel. Las fotos se cargan rapidísimo. No hay más opciones que mirar la sigueinte. Si queréis volver al menú, tenéis que ver la colección completa. Normalmente esto me molestaría, pero en el caso de Jason no me disgusta. Creo que comparto, o envidio la libertad con la que ha hecho este trabajo. Después de trabajar, de hacer anuncios, moda y lo que le echen, ha hecho lo que le ha dado la gana sin contemplaciones. Esto me gusta. Es un tipo que parece solitario, taciturno, viviendo con su familia nativa y con sus propias normas. Igual que uno de mis ídolos de toda la vida: Jeremiah Johnson.


A %d blogueros les gusta esto: