La realidad puntúa doble.

Estoy en un misterioso lugar, haciendo un misterioso trabajo, para un misterioso cliente. Lo que sí diré es que se trata de un trabajo publicitario. Y ese es el punto de partida de este artículo. ¿Cómo es la fotografía publicitaria hoy en día? Cómo se hacen las imágenes que pueblan, cada vez menos, las páginas de los periódicos y revistas?

Pues lo cierto es que hacer fotos es sólo una parte del proceso. Las fotos directas de la realidad son ya franca minoría, respecto a los fotomontajes y creaciones fotoilustrativas. El otro día leí que en Francia se están planteando poner un pequeño texto al pie de las fotos retocadas o simplemente montadas. Algo así como “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”. Tan lejos ha llegado la fiebre del Photoshop, que las autoridades empiezan a plantearse lo fuertes que pueden ser los efectos de creer que la publicidad es la realidad y que la realidad es una porquería que nos ha tocado vivir, mientras en Publicilandia todo es perfecto y brillante. Y si no, acordémonos de Michael Douglas en el Fast food en Un día de Furia. Qué gran momento de realismo real. Todos recuerdan también el maravilloso spot de Dove.

Pues aquí estoy, haciendo fotos para tener un montón de piezas, con las que después montaré una realidad virtual que algunos creerán auténtica. Lo cierto es que cuanto más virtuosismos de fotomontaje se producen, menos impacto tienen en la gente. A nadie le impresiona ver a un tío llevando un coche en la palma de su mano, o a una manada de jabalís, vestidos de esmóquin y volando. Todo el mundo sabe cómo se hace, así que ya no hay asombro.

 

Sin embargo sigue siendo impresionante ver una foto de una patera llegando a Canarias. Sigue produciendo escalofríos ver la cara de Charles Manson o ese vídeo en el que Hitler baila en una fiesta. Sigue emocionándonos ver a Federer llorando de impotencia, o cuando vemos gritar de alegría a alguien a quien le ha tocado un piso de Protección Oficial. Nos toca muy hondo saber que Obama es real y no una ficción.

 

Y es que la realidad puntúa doble. No toda la realidad, pero entre una realidad emocionante y una ficción emocionante, la realidad tiene un par de puntos extra porque sí. Porque creemos que podríamos ser nosotros los que estamos ahí. Sin embargo, es muy difícil sentir empatía con una creación de 3D. Aunque todo llegará. Y si no, id a ver Distrito 9. Puede que sea la excepción que desbarata casi todo lo que acabo de decir.

saddignton-&-baynes

23 comentarios to “La realidad puntúa doble.”

  1. larraz Says:

    En A Photo Editor puede verse este maravilloso “Behind the Scenes”:

  2. Sofia de Juan Says:

    “Un día de furia”, que gran ” je me souviens”!
    una peli increible sobre la realidad y cómo enfrentarse a ella.
    Nunca había pensado en el hecho de que ciertamente la ficción publicitaria ha dejado de emocionarnos en cierta medida porque ya conocemos el truco. Supongo que la ficción que aun nos conmueve es la que más se parece a la realidad, esa que provoca empatía, la de: me puede pasar a mi….

  3. Mad Mom Says:

    Que resulta más extraño ¿los lomos desnudos de las montañas erosionadas, los malpaises de los colores más diversos, la estupenda fauna local que os acompaña, … los nueve colores diversos del mar en una misma playa, las 3 horas de espera para que os sirvan la cena?

  4. Mad Mom Says:

  5. spottorno Says:

    Mad Mom! quién eres? de la KGB? :)

  6. Mad Mom Says:

    ja ja, ja ja. No, una de las extrañas del sitio extraño

  7. carlosdelacalle Says:

    Con lo de la ley francesa se ha suscitado un debate en nuestro grupo de facebook bastante interesante.Tanto que mañana tenemos una reunión is situ. Empezó con la ley sí o ley no y ha acabado en si se corrompe la esencia de la fotografía… Mi postura es: cuanto menos nos legislen mejor, que viene Gran Hermano, y sobre la esencia o manipulación fotográfica ¿por qué se sigue usando el blanco y negro en la fotografía? ¿no es eso también un cierto grado de manipulación?¿podemos realmente decir que un reportaje en blanco y negro refleja la realidad? Antes se rascaban los negativos para quitar cosas, se efatizaba con la ampliadora enmascarando…ahora photoshop nos permite ir más lejos…Supongo que todo es cuestión de grados…

  8. Roberto Says:

    Estoy de acuerdo en la libertad de expresión en términos creativos, y no creo que sea necesario legislar hasta el grado de condicionar el desarrollo creativo, pero estoy seguro en que la propia sociedad acaba discriminando este tipo de falsa realidad al no conmover el ver ese tipo de imágenes, a mi personalmente son pocas las que me impresionan, posiblemente defecto profesional, :).
    Como dice Carlos de la calle, que viene Gran Hermano, pero me pregunto?, una falsa realidad también es Gran Hermano, creo que es una cuestión de grados y de uso de estas técnicas, el problema es que ahora se utilizan hasta en el Hola, de todos modos gracias a esto aprecio mas lo autentico.

  9. Roberto Says:

    Por cierto se me olvidaba, me sumo en la admiración de “Un día de furia” realismo real pero de ficción… ;)

  10. juanito con barba Says:

    Uhm…pero cuando un fotógrafo compone realidades, un Lachapelle (¿se escribe así?) muestra algo más que un ojo certero, un buen gusto, estar en el lugar adecuado…está creando, inventando o como queramos llamarle a esa parte casi imprescindible en el resto de disciplinas artísiticas ¿o qué? ni puta idea, vamos, será otro tipo de impacto, otra disciplina o llámale deivid.

  11. spottorno Says:

    Bueno, para mí este no es un debate moral acerca de si se debería legislar o no. Como bien dice Carlos de la Calle, si empezamos por ahí, puede que acabemos poniendo en la portada del Quijote una advertencia acerca de la naturaleza de ficción de la obra. Dicho esto, tampoco estoy en contra de tratar a la publicidad con el mismo rigor que al documetal. Al fin y al cabo, se supone que debe informar al consumidor para que tome sus decisiones de compra mejor informado y no engañado.

    No es lo mismo un retrato para un perfume que la foto de una hamburguesa que luego decepciona.

    También estoy de acuerdo con Roberto cuando dice que no hace falta legislar demasiado: la gente no es tonta y acaba discriminando según su propio criterio.

    Y Juanito con barba, creo que dices bien cuando dices que se trata de otra disciplina. De hecho, el punto de partida de mi reflexión es que si cualquiera de las imágenes de Lachappelle fuera fruto de un momento afortunado, en vez de una creación artística, sería igual de bonito o feo, pero puntuaría doble en nuestra cabeza, por el mero hecho de ser real. De ahí que las películas “basadas en hechos reales” parezcan añadir algo de valor al guión.

  12. sofiadejuan Says:

    plenamente de acuerdo.
    Tienes mas razón que un santo

  13. Placana Says:

    EL IMAGINARIO PUNTUA TRIPLE.
    ¿Qué es lo real?.
    ¿Qué es ficción?.
    En nuestras propias vidas no siempre es fácil encontrar la frontera entre lo real y la ficción. No creo que exista ni lo uno ni lo otro. Más bien creo en el imaginario, cada uno tenemos nuestro imaginario, y lo bello es cuando este imaginario se interrelaciona con el de los demás.
    El arte es una manifestación del imaginario del artista y su entorno, el espectador disfruta entrando en ese imaginario. Lo mismo ocurre con la publicidad.
    Cuando entramos en el imaginario, este se hace tan real como cualquiera otra realidad, la magia deja de sur truco. Es este imaginario el que desde mi opinión puntúa triple.

  14. spottorno Says:

    Placana, gracias por tu comentario. Aviva un debate apasionante.

    Para ayudarte a distinguir la realidad de la ficción te sugiero que visites la página web de Magnum y luego busques analogías con el trabajo de Lachapelle, por ejemplo.
    Desde mi punto de vista la realidad, es perfectamente plapable cada vez que ves la noticias, cada vez que vas al baño o al banco.
    La ficción es más escurridiza, es verdad.

  15. Placana Says:

    Tan real es el imaginario que emana de los documentos de los reporteros de Magnum como el que desprende el trabajo de Lachapelle. La diferencia es que algunos se siente más cómodos en un imaginario que en otro. Cada espectador se reconoce más en un imaginario que en otro, y hay imaginarios que incomodan.
    Entraríamos en otro debate: ¿Hasta que punto la fotografía refleja la realidad o construye realidades?.
    El fotógrafo tiene que ser honesto con su imaginario y eso se nota en la foto. Y cuando esto ocurre, la foto te toca. Tanto fotos de Lachapelle como las de Magnum son capaces de provocarme sentimientos y reflexiones, esto es lo maravilloso de la fotografía.

  16. Roberto Says:

    Creo que en todo esto hay una verdad a medias, y se puede estar de acuerdo con ambas reflexiones, pero para mi la diferencia mas notable, es que unos fabrican absolutamente toda la imagen desde el acting, composición, decorados iluminación, maquillaje, puesta en escena, etc, etc, etc, como por ejemplo Lachapelle, y cualquier fotógrafo de Magnum, por ejemplo, solo interviene en su forma de ver, su punto de vista y encuadre, pero el resto de los elementos se los encuentra, son naturales, no controlador por el, con lo cual para mi la diferencia es notable.
    No obstante con ello no quiero decir que el intervenir en todos los elementos y controlarlos no sea igual de emotivo y me genere sentimientos o reflexiones.

  17. carlos de la calle Says:

    yo creo que hay que distinguir entre el arte y el documento social. El arte tiene que transmitirnos algo, una emoción, sea lo que sea lo que nos esté mostrando.
    el documento social, (el fin primigenio de la fotografía), trata de mostrarnos qué ocurre en determinado sitio (desde un estudio de retrato) y aunque un documento social puede ser catalogado como arte (cualquier cosa puede serlo), creo que no hay que mezclar una cosa con la otra, o al menos compararlas, porque no están en el mismo plano

  18. Roberto Says:

    Estoy totalmente de acuerdo en que no son comparables y claro que hay que distinguir entre ambas cosas, pero para mi las dos pueden ser arte igualmente. El debate a derivado hacia comparar ambas cosas, cuando en realidad se hablaba de la falta de realidad en muchos trabajos puramente publicitarios y la influencia del photoshop.
    En Eugene Richards tenemos un ejemplo maravilloso de un fotógrafo que maneja tanto el lenguaje publicitario como el documental, con la misma maestría, honestidad, y en su trabajo publicitario se puede ver una clara influencia de su trabajo documental, sus campañas impactan y destacan de las demás por su dosis de realidad, (véase la campaña de adidas).

  19. Placana Says:

    Los budistas afirman que la realidad exterior es el producto de nuestras proyecciones. Si esto es cierto ¿qué está registrando el fotógrafo?, ¿y el reportero de Magnum?.

  20. spottorno Says:

    Bueno, los budistas dicen eso y los mormones dicen otras cosas.
    No estoy seguro de que esa afirmación pueda sentar la base de un estudio de la fotografía.

  21. Mad Mom Says:

    Hay realidades que sería mejor que no puntuasen ¿Qué vale más el arte o la vida?
    [video src="http://video.bugun.com.tr/bugunPlayer.swf?file=dagilfilm.flv" /]

  22. spottorno Says:

    Mad Mom, no sé quién ha hecho este corto, pero es muy pertinente. Cuenta, de un modo muy sintético, la Gran Pregunta del fotoperiodismo.
    En mi opinión la vida vale más. Y sin embargo el juego de vanidades alrededor de la fotografía de algún modo hace que sea posible y sirve de impulso para seguir haciendo fotos.
    Muchas gracias por el link. Dame más información acerca de sus autores, por favor.
    Y gracias por pasarte por aquí :)

  23. carlos de la calle Says:

    impresionante el video, la eterna pregunta del fotoperiodismo, ¿hasta qué punto deben ser los fotógrafos meros testigos y no implicarse?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: