Me presento voluntario a policía.

A mitad de camino entre El Gendarme de San Tropez, del genial Louis de Funes y James Bond de los 60, se encuentra la obra del inigualable Arnold Odermatt.

Arnold Odermatt era un policía suizo, que en los años 60, en el Cantón de Nidwalden, decidió documentar con precisión suiza -válgame la gracia-, el trabajo de campo, de oficina y de entrenamiento de sus compañeros agentes. El trabajo de Odermatt, en un principio era, sobre todo, fotografiar los restos de los accidentes de tráfico que a menudo se producían en las carreteras de montaña suizas. Aunque su cometido era meramente documental, sospecho que el bueno de Arnold fue desarrollando un criterio estético personal y hasta diría que una cierta ironía. Lo cierto es que ante la falta de jóvenes reclutas dispuestos a vivir la vida de policía, y acongojado por la posibilidad de que nadie siguiera con su labor, resolvió en crear un documento amplísimo de lo interesante que resultaba el trabajo de agente de la ley. Su hijo, en connivencia, como no, con Steidel, ha recopilado el material y han publicado este impresionante libro. Una reflexión a la que he llegado es que no es necesario tener poses ni actitudes artísticas. El arte puede salir solito a flote, al cabo de los años, si lo que se hace se hace con honestidad, profesionalidad y humildad. Arnold no pretendía apabullar a nadie. Pretendía, con sus fotos posadas e iluminadas a conciencia, resultar lo suficientemente atractivo como para que algún joven que viera sus fotos se animara a acudir a la oficina de reclutamiento. Por mi parte, me presento voluntario inmediatamente para perseguir a los malos en una furgoneta Volkswagen y mi uniforme de poli de los Clic de Famóvil.

odermatt

7 comentarios to “Me presento voluntario a policía.”

  1. Fireman Says:

    La pasión es el motor al fin y al cabo, y bienvenida sea venga de donde venga!

  2. Tomás Says:

    ¿De dónde sacas a todos estos fantásticos fotógrafos?
    Es impresionante, cuántas historias que hay fotografiadas, cuántos mundos. Te agradezco mucho que compartas toda esta inmensa cantidad de perlitas con todos nosotros. Además, me atrevo a decir, y en eso estoy absolutamente convencido, que las lúcidas reseñas hacen que las imágenes sean todavía más interesantes.
    Te mando un abrazo grande, Spokey.
    Sos un groso.

    Besos.

    T.

  3. juanito con barba Says:

    Muy divertido lo poquito que se ve en la web.
    Los gimnastas y los tres policías apuntando cada uno para un lado, insuperables de acting.
    Es curioso el asunto de la comicidad involuntaria. En el resto de disciplinas artísticas no suele ser valorado el humor accidental…¿o sólo es cosa mía?

  4. Sofia de Juan Says:

    Grande, Si señor, ese Humor accidental a mi me recuerda un poco al señor Parr, puede que el humor no este en el accidente sino en el ojo del que espera tras la camara, con un punto de vista subjetivo a que el accidente tenga lugar, o el que simplemente sabe verlo como algo insólito.
    Ya estoy de regreso, gracias por tu Odermatt, porlas limp8ias fotos de Descottes que me flipan, y por tu historia en el paso del estrecho de SOitu que me dejo con los pelos de punta, no solo por la historia que narras sino por cómo la narras. Cada dia eres mas grande, Yoda.

  5. juanito con barba Says:

    Parr es un humorista declarado ¿no? A mi me da que a éste le han quedado chistosas haciéndose el serio y el dogmático…si encima estaba cachondeándose del cuerpo merece toda mi admiración.

  6. spottorno Says:

    Yo creo que Juanito con Barba da en el clavo más que mi querida Padawan. Lo de Parr es mordacidad voluntaria y sofisticada. Lo de nuestro buen Odermatt es, con toda seguridad, fruto de la candidez de su mirada de policía metódico y ordenado. Si hay algo de irónico en su trabajo (lo que es una posibilidad, aunque remota en mi opinión), efectivamente sería como para darle un Oscar por la sangre fría demostrada durante el tiempo en el que presuntamente se reía de sus compañeros mientras simulaba hacer un trabajo documental y serio. La verdad es que creo que es mucho más probable que nos resulte cómico a nosotros ahora, pero que a nuestro poli bueno le pareciese de lo más didáctico. En cualquier caso, tiene toda la gracia del mundo, si.

    Tomás, gracias por dejar un mensaje, nunca pensé que fueras lector de este pequeño boletín. Ahora que lo sé, tendré que estar más alerta :)

    Fireman, la pasión nos mueve y nos bloquea casi en la misma medida a veces. ¿No te pasa? A mí si.

  7. Roberto Says:

    Extraordinario el trabajo de este hombre, a mi también me recuerda al genial Jaques Tati en su película (JOUR DE FETE) en la que logro hacer una obra maestra, a lo largo de tres meses de rodaje, Tati logro hacer una maravillosa recreación del pueblo de Saint-Sévère-sur-Indre, siendo sus habitantes los actores de la película, al igual que Odermatt utiliza a sus propios compañeros para su trabajo, también estoy de acuerdo con la ironía accidental, no premeditada de su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: