La Teoría del Incendio.

David vivía con su mujer en una casa en el campo. Rodeados de árboles, con un gato, un perro y en sintonía con su entorno. David es un gran fotógrafo que no ejerce. Se dedica a otra cosa y hacía fotos sólo en sus viajes. Recorrió Rusia, India, Egipto, Centroamérica, Guinea Ecuaotrial, Europa, Estados Unidos. Hizo miles de fotos, que un día desaparecieron sin más en el incendio que quemó su casa y otras cien en Noviembre pasado en Santa Barbara, California. Desapareció absolutamente todo lo que David y Alicia poseían.

No quedó nada. Salvaron a los animales.

Tuvieron que arrancar su vida material desde cero. Recordad que no tenían ni siquiera un documento que les  identificara. Al poco tiempo, David empezó a fotografiar algunos objetos que encontraron entre las cenizas. Unas fotos en fondo blanco, perfectas y preciosas. Empezaron a traerle objetos otras personas que estaban en su misma situación. Cada vez más personas y cada vez más  objetos.

David ha empezado a hacer fotos y seguramente acabe publicando un libro de esas fotos gracias al incendio. David se ha recuperado a sí mismo después de haber desaparecido. Además ese trabajo no sólo le beneficia a él, sino que le está sirviendo de ayuda para superar el trance a mucha otra gente. Cuando el libro salga a la luz, serivrá de ayuda quizás a miles de personas que puede que reflexionen acerca de sus vidas y no esperen a que ocurra el incendio para empezar a hacer lo que quieren.

Un incendio, una ruptura sentimental, una muerte o un nacimiento. Colapsos emocionales, situaciones traumáticas que nos fuerzan a detener la rueda y nos pueden ayudar a coger el camino que siempre quisimos.

Las fotos del Proyecto Tea Fire son muy sencillas. Tan sencillas que casi podríamos pasarlas por alto, pero toda la historia que encierran, las convierte en una demostración empírica y maravillosa de la Teoría del Incendio.

Imagen 4

4 comentarios to “La Teoría del Incendio.”

  1. Sofia de Juan Says:

    Vaya! Puede que yo haya empezado a aplicar la teoría del incendio sin darme cuenta… Gracias, como siempre por acercarnos a un trabajo del que poder aprender, maestro.
    Hablamos hoy.

  2. larraz Says:

    A veces pasa desapercibido, pero una gran parte de la fotografía consiste en mostrar las heridas propias, ponerlas al sol y esperar que la luz las cure un poco. A veces forma parte del nivel descriptivo de las imágenes y otras sólo del nivel mental.

    Yo tengo en la puerta de casa dos transportings grandes por si algún día ocurre algo, salir volando con nuestros cuatro gatos. David Gala, en parte, tuvo mucha suerte.

  3. cristina Says:

    La teoría del incencdio es algo que nos roza a lo largo de la vida, pero que sólo es realmente efectiva cuando las lllamas lo han arrasado todo y no queda más que mirar al frente y seguir caminando con la manos y el corazón desnudo.

  4. saroide Says:

    ¡Me ha encantado esta serie! Algunos objetos parecen auténticos hallazgos arqueológicos. Tiene algo muy “pompeyano” esa idea de un mundo, de una pequeña parte de la civilización más poderosa del momento, arrasada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: