Archive for 30 noviembre 2008

Ortiz Echagüe debe resucitar.

noviembre 30, 2008

Dentro de 3 días me voy a China. Vuelvo a Xinjiang, para terminar la fase de captura del proyecto Far-West.

Es probable que no pueda actualizar este blog en algunas semanas, por eso he decidido romper mi norma de hacer artículos cortos y dejar un post largo y denso sobre un auténtico peso pesado: José Ortiz Echagüe. Lo hago también porque este artículo es un llamamiento a la acción.

La revista American Photography  consideró a Ortiz Echagüe uno de los 3 mejores fotógrafos del mundo en 1935. Fue ingeniero militar, aviador y fundó CASA. También fundó y fue presidente, durante muchos años, de SEAT. Mirad la biografía aquí, que es de no creérselo.

Además de una carrera profesional que muchos daríamos por suficiente para considerarnos grandes triunfadores, tuvo el tiempo y las ganas de hacer una obra fotográfica de proporciones heróicas. Cuatro volúmenes: “España Pueblos y Paisajes”, “España Tipos y Trajes”, “España Mística”, “España Castillos y Alcázares”.

De estos libros se vendieron cerca de 200.000 copias, algo inaudito para un libro de fotografía en la época. Bueno, y ahora. Su trabajo se acabó publicando también en National Geographic. En este artículo de Ysabel de la Rosa hay mucha información biográfica. Es en inglés.

Ortiz Echagüe recorrió España de punta a punta varias veces, hasta los rincones más remotos, que entonces eran muchos, fotografiando una realidad no antigua, sino antiquísima. En sus fotos podemos ver perfectamente lo que era España entonces: un país maravilloso y retrasado. Un país en el que el mundo del campo era verdaderamente rural, no de casa rural. Donde los castillos se utilizaban como establos. Aún no se habían convertido en Paradores. Los monasterios eran como del Nombre de la Rosa, los pescadores iban con trajes encerados y las mujeres del sur parecían afganas con burka.

En España no se puede decir que haya sido un desconocido, pero tampoco se le ha hecho demasiado caso. Fue cercano al régimen de Franco, lo que le ha valido el desprestigio entre muchos intelectuales. De hecho, algunas de sus composiciones religiosas son al mismo tiempo modernas en su concepción de “tableau” compuesto, cercanas incluso a planteamientos de Jeff Wall,  pero extremadamente conservadores en su contenido. Una paradoja parecida a la de Leni Reifenstahl, que sin embargo, a pesar de su oscuro pasado, consiguió ver su genio fotográfico reconocido e incluso fue recientemente publicada por Taschen.

Antes de los Becher, Ortiz Echagüe fotografió sistemáticamente todos los castillos de España. Antes de García Rodero fotografió las celebraciones religiosas de España, antes de Salgado fotografió la vida del trabajo. Y antes que Jackie Nickerson, entró en los conventos y monasterios. Casi a la vez que August Sander, Ortiz Echagüe radiografió su país como no se ha vuelto a hacer. Quizás creó una radiografía a su medida, pero quién no lo hace?.

El Fondo Fotográfico de la  Universidad de Navarra, depositaria de los originales y negativos, cedidos por los herederos, tiene una página web útil y voluntariosa, pero en la que las fotos son minúsculas y no se aprecian correctamente. La sección dedicada a Ortiz Echagüe de la web del Instituto Cervantes es antigua y paupérrima. La Fábrica Editorial editó una monorgafía con ocasión de una exposición hace no mucho tiempo. Es lo mejor que se ha hecho, pero no es suficiente.

Es hora de reeditar los 4 volúmenes tal y como fueron. Se ha hecho con Sander y con otros. No hay un sitio donde ver decentemente unas cuantas fotos de nuestro genio precursor. Por eso he decidido escanear algunas fotos de mis propios libros y ponerlas aquí.

Este artículo quiere ser un llamamiento al rescate de uno de nuestros principales fotógrafos. Un llamamiento a la recuperación de un patrimonio de valor incalculable tanto en su contenido, en su forma y en su contexto.

ortiz2

Descubriendo Descubrimientos.

noviembre 24, 2008

Hace pocos días se ha abierto el plazo de inscripción para Descubrimientos de PhotoEspaña. Este premio, que nació como una actividad relativamente modesta dentro de las iniciativas de PhotoEspaña, se ha convertido en una de las más interesantes. Hoy en día los participantes son muchos y muy buenos. Ser finalista ya no es un premio de consolación sino un objetivo en sí mismo. Y no sólo por aparecer en el librito que publican, sino sobre todo por participar en las rondas de visionados de porfolios. Una oportunidad única de pasar 20 minutos con algunos de los principales protagonistas del mundo de la fotografía, españoles y extranjeros. Editores, galeristas, comisarios, críticos, en general, gestores; gente que busca fotógrafos. Gente a la que los fotógrafos buscan.

El año pasado ganó Yann Gross. Un fotógrafo suizo de 27 años que presentó Horizonville, un desternillante reportaje sobre un pueblo en Suiza en el que la gente vive como si estuvieran en el Medio Oeste americano.

Pero participaron otros maravillosos fotógrafos que aparecen en la web de Photoespaña. Miradlos, haced click. Haced click sin parar y seguid investigando.

Para los que queráis participar, aquí veréis una entrevista en vídeo a Yann y leeréis una entrevista que me hicieron hace unos días, en la que cuento mi experiencia del año pasado y algunos consejos útiles.

imagen-11

La locura en el garaje.

noviembre 16, 2008

Hace una semana una lectora me pidió opinión acerca de Helmut Newton. Es un personaje tan conocido que es difícil decir algo que no se haya dicho antes, así que ni lo intentaré.

Acerca de la sexualidad de sus retratos, de su éxito universal, del glamour de sus modelos, de París, del Vogue, Montecarlo y los yates, no hay mucho más que decir. Acerca de que creó un código nuevo y todavía muy presente en el mundo de la moda, tampoco puedo decir más. Está en la red y en las librerías.

De hecho, lo que más me llama la atención de la vida de Helmut Newton es su relación con June, alias Alice Springs, su mujer, modelo, editora, agente, directora de arte y confidente.

Helmut conoció a June en Australia, donde estuvo recluido en un campo de detención después de haber pasado un tiempo haciendo de gigoló en Singapur. A Singapur llegó huyendo de los nazis, en 1938.

June era actriz. Se enamoraron, se fueron a Europa en los 50 y ahí empezó el éxito de Helmut.

A pesar de las miles de modelos que desfilaban desnudas y de rodillas frente al maestro, éste mantuvo una relación de acero y sagrada con una sola mujer de talento extraordinario que fue Alice Springs. Este hecho, repetido en muchos otros artistas y celebridades, me he llenado siempre de alegría, porque parece confirmar la sospecha de que es posible tener la calma en el salón y la locura en el garaje.

imagen-6

Trapos sucios.

noviembre 9, 2008

Ahora que todos tenemos miedo a perder poder adquisitivo; ahora que sabemos que tardaremos más de lo que creíamos en cambiar de coche. Ahora que nos están diciendo que nos preparemos a vivir una crisis de verdad, podemos aprovechar para mirar el trabajo de Boris Mikhailov. Boris era ingeniero en la URSS. Cuando ésta empezó a resquebrajarse, empezó a fotografiar a las víctimas económicas del colapso. Por supuesto, la KGB le hizo una visita de cortesía y Boris perdió todo el trabajo de tres años y su empleo en la fábrica. Para los Soviets, mostrar las miserias del régimen era cercano a la traición.

En los años 30, en Estados Unidos, la Farm Security Administration encargó a Dorothea Lange una cobertura fotográfica de los efectos de la Gran Depresión. Sus fotos tuvieron un gran impacto entre el público y ayudaron a que todo el mundo tomara conciencia de la dura situación económica, aunque no la estuvieran sufriendo personalmente.

Unos ocultan las miserias y otros las hacen públicas para enfrentarse a ellas. En cualquier caso, las dos situaciones demuestran el poder que tiene la imagen fotográfica.  La fotografía documental es una forma de arte, sin duda, pero no hay que olvidar que ante todo, sirve para contar aquello que es necesario contar con contundencia.

misery1

23-11-2008: A raíz de un comentario de un lector, que también tiene un blog y muy bueno, por cierto, he descubierto esta maravillosa colección de fotos en color de la FSA. Son impresionantes tanto por su contenido, como por la sensación de cercanía que transmite el color en unas situaciones que estamos más acostumbrados a ver en blanco y negro.

Good luck, Mr. Obama.

noviembre 4, 2008

Dentro de muy pocas horas sabremos si en Estados Unidos están dispuestos a dar un volantazo a la monstruosa trayectoria que han venido siguiendo sus políticos neoconservadores, o si van a darle, una vez más, una lección de audacia al mundo.

En el libro My America, editado, cómo no, por Steidl, Christopher Morris, desde su privilegiadísima posición de fotógrafo premanente de la revista Time en la Casa Blanca, nos enseña una nación hipnotizada por un vaquero juerguista rehabilitado, socarrón y mesiánico. 

Christopher Morris empezó como fotógrafo artista plástico. Se convirtió en un aguerridísimo reportero de guerra y finalmente, al ser padre, decidió llevar una vida más tranquila. En Time le propusieron seguir a Bush en todas sus actividades. Al pricipio le pareció el encargo más farragoso que le podían hacer, pero ha sabido levantar la alfombra de la Casa Blanca y sus autómatas repeinados, sin caer en la burla fácil ni en el dedo en la nariz.

En esta entrevista Christopher Morris hace una pequeña introducción a su trabajo en la que cuenta que durante ocho años ha visto cómo la Casa Blanca y los neocons se han ido pareciendo más y más a las naciones dictatoriales que había conocido durante sus años de reportero. Dura 3 minutos y es fácil de entender.

Hoy, como amuleto de la suerte para Barack Obama, os presento este maravilloso libro para que lo veamos, si es posible, como un documento histórico lejano y extraño.

1copy


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.555 seguidores

%d personas les gusta esto: